Diaspora Boricua – Mision Boricua & Vamos4PR

Diáspora boricua inscribe votantes y reclama derechos

La falta de vivienda asequible es una de las principales dificultades a las que se enfrentan los puertorriqueños recién llegados a Florida Central. El problema para encontrar dónde vivir ya existía antes del éxodo que provocó el huracán María, sin embargo, la situación se agravó ante la llegada de tantas personas en un corto periodo de tiempo.

Por eso, distintas asociaciones de la diáspora puertorriqueña, como Misión Boricua y Vamos por Puerto Rico (Vamos4PR) han decidido unir sus esfuerzos para educar a la población e inscribir votantes, en especial para las elecciones primarias del 28 de agosto, con el fin de movilizar a los votantes y reclamar más fondos para servicios básicos.

“Juntos estamos tratando de unir fuerzas. Nosotros educamos a la comunidad para producir un cambio social”, explicó en entrevista telefónica con El Sentinel, Adela López, activista y miembro de Misión Boricua de Orlando.

Por eso, el pasado sábado 10 de febrero, los grupos reunieron a más de 20 activistas, de habla hispana, para “ir tocando puertas”, inscribir a las personas para votar y también pedirles que llamen a sus representantes y les soliciten que apoyen distintos proyectos de ley.

Entre esos proyectos destacan: preservar un fondo estatal para el desarrollo de viviendas asequibles; expandir el acceso a los servicios de salud mental; expandir el acceso a Medicaid; instalar un sistema de pagador único (single-payer) para los seguros de salud estatales y permitir a los profesionales con licencia de Puerto Rico ejercer en la Florida.

La líder comunitaria dijo que esta iniciativa está educando a las personas para votar “no por candidatos, sino por las causas”.

Una de las personas que se unió como voluntaria a la actividad para registrar votantes fue la puertorriqueña Marieliza Figueroa, de 44 años. Tras haber sufrido el impacto del huracán María, el apartamento bajo el programa de Plan 8 donde residía Figueroa quedó parcialmente destruido. Por eso, con la esperanza de encontrar una vivienda y una mejor calidad de vida, a principios de diciembre se mudó, junto a sus dos hijos, de 19 y 17 años, a Florida Central.

“He tomado una buena decisión, no me arrepiento, no vuelvo”, explicó Figueroa a El Sentinel. Esta madre de familia, que ya consiguió trabajo, pero aún no tiene vivienda, aseguró que “desde que llegué se hace cuesta arriba conseguir domicilio”. Entretanto, la familia se aloja en un hotel subvencionado por la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, siglas en inglés), pero el 20 de marzo deberán encontrar un alojamiento, pues llega a su fin la extensión aprobada.

Para Figueroa, la actividad de recolectar firmas e informar a los votantes le “encantó. Estamos luchando por unos derechos que nos pertenecen y tenemos que dejar saber que estamos aquí para que nos otorguen ayudas y servicios a los que venimos”.

Asesoría legal

Una de las organizaciones que está brindado apoyo legal a la coalición es Latino Justice, que cree que es fundamental que los recién llegados conozcan sus derechos y se eduquen para que las personas tengan la oportunidad de votar.

“La información es muy importante para que se conozcan los derechos y se sientan parte de una comunidad que es bilingüe y que la gente se sienta parte”, explicó a El Sentinel vía telefónica Kira Romero-Craft, supervisora legal de Latino Justice.

La asesora aseguró que muchos de los recién llegados tienen derechos que no conocen y puso como ejemplo la situación del idioma en las escuelas. Cuando una familia va a inscribir a sus hijos en una escuela en Florida, el centro debe tener disponible a personal cualificado que hable español, o una persona que traduzca, “los niños no deben ser usados como traductores”, concluyó Romero-Craft.

Si tiene alguna noticia que reportar contacte a: cvazquez@orlandosentinel.com o 407-540-5699 o @carlosvotero

Copyright © 2018, El Sentinel

5,143 thoughts on “Diaspora Boricua – Mision Boricua & Vamos4PR